Categorías del Menú

Publicado por Activado Mar 28, 2018 en Destacado

El Triduo Pascual anuncia que “todo ha sido renovado en Cristo”

El Triduo Pascual anuncia que “todo ha sido renovado en Cristo”

El anuncio de alegría y esperanza que culmina el Triduo nos invita a “despojarnos del hombre viejo para vivir como hombres resucitados”, ha dicho el Papa Francisco en la Audiencia General, en la plaza de San Pedro, con la participación de miles de peregrinos, provenientes de países de los cinco continentes.

“Mañana comienza el Triduo Pascual que se abre con la celebración de la Última Cena, en la que Jesús ofreció, con el Pan y el Vino, su Cuerpo y su Sangre al Padre, y nos mandó perpetuar esta ofrenda en conmemoración suya. El gesto de lavar los pies es expresión de esa misma entrega como servicio a Dios y a los hermanos. En el Bautismo, la gracia de Dios nos ha lavado del pecado, y cada Eucaristía nos interpela a seguir el mandamiento de su amor. El Viernes Santo recordaremos las palabras de Jesús en la Cruz: «Está cumplido». El sacrificio del Cordero inmolado, que transforma la mayor iniquidad en un acto supremo de amor, lleva a término el plan contenido en las Escrituras. Nuestra vida refleja este amor perfecto, cuando ofreciéndola por los demás, como Jesús nos enseñó, lo hacemos presente en medio de su pueblo. El Sábado Santo, contemplaremos el descanso de Jesús en el sepulcro. Junto a María, mantendremos encendida la llama de la fe y de la esperanza. Y a la tarde, en la Vigilia Pascual, celebraremos al Resucitado, centro y fin de la creación y de la historia, en la alegre esperanza de su retorno. La piedra del dolor será removida por el resplandor de la resurrección, que ilumina nuestro presente y nuestro futuro.”

Los días del Triduo Pascual constituyen la memoria celebrativa del único y gran misterio de la muerte y resurrección de Cristo, y marcan las etapas fundamentales de nuestra fe y de nuestra vocación en el mundo.

Estos tres días nos recuerdan los grandes eventos de la salvación realizados por Cristo y nos proyectan a nuestro destino futuro, reforzando nuestro compromiso y testimonio en la historia, ha descrito el Santo Padre.

El anuncio de alegría y esperanza que culmina el triduo, nos recuerda que “las cosas viejas han pasado y todo ha sido renovado en Cristo, muerto por nuestros pecados y resucitado para nuestra glorificación”.

Asimismo, este anuncio renueva en todos los bautizados el sentido de nuestra nueva condición . Por lo tanto, es también una “llamada a la responsabilidad en la misión”.

La Resurrección del Señor invita a “despojarnos del hombre viejo para vivir como hombres resucitados”, que hacen del mundo un “espacio nuevo” donde ser, gracias a Cristo y con Él, “instrumentos de consuelo y esperanza” para aquellos que sufren todavía hoy la humillación y la soledad, ha invitado el Papa.

Con la ayuda de María

“Dispongámonos a vivir bien este Triduo Santo para que, con la ayuda de la Virgen María, entremos de lleno en el misterio de Cristo muerto y resucitado por nosotros y así dejemos que él trasforme nuestra vida”, ha exhortado Francisco.

El Santo Padre ha saludado a los peregrinos de lengua española presentes en la Audiencia General, en particular a los grupos provenientes de España y Latinoamérica, y ha deseado a todos los presentes, sus familias y comunidades una “profunda vivencia” del Triduo Pascual, y a todos una “feliz y Santa Pascua”.

 

Catequesis de Papa – 28 marzo 2018