Categorías del Menú

III Congreso Nacional ESPAC

Entre 27 a 30 de junio de 1997 se congregó en Manizales el tercer congreso nacional ESPAC, para esta ocasión se adoptó el lema: "En Cristo anunciamos vida y construimos comunidad". En su aspecto formativo el congreso tuvo como ejes la ponencias: “La Encarnación de Cristo, una experiencia de Dios entre los hombres” presentada por Monseñor Octavio Ruiz Arenas, Obispo Auxiliar de Bogotá y por la ponencia: “Retos pastorales y desafíos de la Iglesia colombiana ante el Tercer Milenio” presentada por el padre Alirio Ramírez, Director del CECAM.

En Montería se destacó la nutrida delegación de Manizales por su excelente participación en las deliberaciones y actividades del Congreso, por el crecido número de parroquias que estaban siguiendo el Programa y por el gran número de alumnos. Todo esto motivó a la Asamblea del Congreso para proponer a Manizales como sede del Tercer Congreso Nacional. Esta proposición fue comunicada al Señor Arzobispo, Monseñor José de Jesús Pimiento quien no dudó en acogerla e impulsarla con el mismo ardor con que dos años antes había adoptado el Programa en la Arquidiócesis. A su retiro de la Sede de Manizales, su sucesor, Monseñor Fabio Betancur Tirado acogió de igual manera la iniciativa y a través del CECAM le dio el impulso y la organización que permitió realizar allí tan importante evento. Dentro del contexto preparatorio para la celebración del Año Santo 2000, y guiados por las enseñanzas del Papa Juan Pablo II en Tertio Milenio Adveniente, la Asamblea General de Delegados de 1996 adoptó como lema del Congreso: "En Cristo anunciamos vida y construimos comunidad".

Fue el Padre Alirio Ramírez Gómez, Director del CECAM y Vicario de Pastoral de Manizales, el gran protagonista de este gran evento. Toda la sociedad manizalita se sintió comprometida con el Congreso. Quienes estaban más vinculados a la pastoral arquidiocesana: presbíteros, religiosas y laicos, lo mismo que la Federación de Cafeteros, la Gobernación de Caldas y empresas comerciales se sintieron, por igual, involucrados en este acto eclesial. La Doctora María Leonor Mejía, alma y vida del CECAM y el Señor Carlos Alberto Gómez, Delegado para la ESPAC, con algunos diáconos permanentes, prepararon los alojamientos para los 600 catequistas venidos de 35 diócesis de Colombia en las casas de los 600 catequistas ESPAC residentes en la ciudad de Manizales. Juntamente con los alojamientos estaban debidamente preparados todos los demás escenarios para los diferentes actos. Las comisiones responsables de acogida, alimentación, servicios de salud y celebraciones litúrgicas no ahorraron esfuerzo para dar cabal cumplimiento a todos los actos del Congreso. La sesión inaugural del Congreso se realizó en las instalaciones de la Federación de Cafeteros. Fue el Padre Alirio Ramírez quien, en nombre del Señor Arzobispo, Monseñor Fabio Betancourt Tirado, ausente en razón de la convocatoria que le había hecho el Santo Padre para recibir en Roma el Palio Arzobispal, pronunció las palabras de acogida con las que, al mismo tiempo, se daba apertura al Congreso. Acto seguido Monseñor Carlos Sánchez Torres, Director General de la ESPAC, saludó a los asistentes, agradeció la acogida de la Arquidiócesis de Manizales y dio por iniciado el Congreso.

La secretaría dio lectura a los mensajes recibidos de: el Señor Arzobispo de Manizles, Monseñor Fabio Betancourt, el Señor Arzobispo de Bogotá Monseñor Pedro Rubiano Saenz, Monseñor Armando Larios Jiménez Obispo de Magangué, Monseñor Nel Beltrán Santamaría, Obispo de Sincelejo, Monseñor Fabio Suescún Mutis, Obispo de Pereira, Monseñor Alfonso Cabezas Aristizábal, obispo de Villavicencio, Monseñor Luis Gabriel Romero Franco, Obispo de Facatativá.

Hicieron su presentación las delegaciones de Bogotá, Manizales, Barranquilla, Bucaramanga, Montería, Villavicencio, Facatativá, Girardot, Ipiales, Santa Marta, Sincelejo, Caldas (Ant.) Mompox, Chiquinquirá, Sonsón Rionegro, Dorada Guaduas, Cartagena, Ibagué, Buga, Pereira, Magangué, Valledupar, San Alberto (Cesar), Santa Rosa de Osos, Riohacha, Vicariato Apostólico de Sibundoy, Vicariato apostólico de San Vicente del Caguán con su Delegado el padre Ricardo Tovar.

Los actos culturales del III- Congreso fueron la expresión típica de la riquísima variedad folclórica del Departamento Caldas, de la ciudad de Manizales con su feria del café y de las diferentes regiones del país allí representadas. A la 1-00 p.m. del domingo 29 de junio, fue presentada la obra de teatro "El casamiento de Sinforosa" de carácter catequístico creada y ejecutada por catequistas de la Catedral de Manizales.

Con un esplendoroso homenaje nocturno a la Santísima Virgen María Estrella de la Evangelización, consistente en procesión de antorchas por la Ciudad hasta el Santuario de Fátima y la celebración allí de la santa Misa presidida por el Señor Obispo de Palmira, Monseñor Mario Escobar Serna, y concelebrada por varios obispos y muchos sacerdotes, se dio por clausurado el Congreso.