Categorías del Menú

Publicado por Activado Abr 19, 2018 en Noticias

LA ESPIRITUALIDAD DEL COORDINADOR ESPAC

Con la colaboración de los Delegados ESPAC de la Vicaría Santa Isabel de Hungría de nuestra Arquidiócesis de Bogotá, el Padre Luca Manni y Andrea Sánchez, tuvimos dos encuentros con los Coordinadores ESPAC.

En este espacio compartimos con ellos los siguientes temas:

“El Coordinador ESPAC, un guía por el camino de Cristo Maestro”. El compromiso de hacer crecer la Iglesia asumiendo los ejemplos y la misión de Jesucristo, exige del Coordinador llevar la Buena Nueva a los catequistas, y mediante ellos, a todo el pueblo de Dios.

  1. ¿Qué es la Coordinación?

Es una tarea de suma importancia en la Iglesia si la consideramos bajo dos dimensiones:

  • al interior de una catequesis misma, entre los diversos destinatarios de la catequesis: niños jóvenes y adultos, bautizados o no bautizados.
  • al exterior de la catequesis en su relación con las demás acciones evangelizadoras: la liturgia, la evangelización de la familia, la ERE, la animación vocacional, áreas de la pastoral que deben estar coordinadas entre sí.
  1. ¿Qué es la Coordinación?

La coordinación en una parroquia o dentro de un grupo de catequistas debe lograr: Que el catequista experimente: las riquezas y dificultades de la vida comunitaria, se capacite para ofrecer un servicio unitario y coherente para estructurar la comunidad parroquial.

El catequista debe adquirir la espiritualidad propia de los discípulos y misioneros de Jesucristo conforme a los ideales propuestos en Aparecida.

  • que los distintos momentos de la iniciación cristiana: acción misionera, acción catecumenal, acción mystagógica, los servicios y ministerios dentro de la comunidad, estén englobados en el contexto de la nueva evangelización.
  • que todas las formas de educación en la fe (catequesis, ERE) en sus ámbitos bien definidos se integren en una pastoral bien coordinada teniendo en cuanta los destinatarios y la diversidad de agentes evangelizadores.
  • que los catequistas y el grupo adquieran la espiritualidad de un catequista parroquial: CONOCER, CREER, VIVIR, AMAR, SERVIR, ANUNCIAR.
  1. La Coordinación en la ESPAC

Maestro: Jesús.

Discípulo: todos nosotros.

Procesos: de crecimiento continuo en los valores del Reino.

El Coordinador:

La formación de los catequistas comprende varias dimensiones. La más profunda hace referencia al ser del catequista, a su dimensión humana y cristiana. La formación, en efecto, le ha de ayudar a madurar, ante todo, como persona, como creyente y como apóstol.

El SER humano del Coordinador:

Un catequista con un proyecto de vida dinámico y bien definido.

Un catequista que asume su responsabilidad

Un catequista con su vida orientada hacia los demás.

Un catequista con una gran capacidad de Diálogo.

Un catequista que actúa movido por un amor solidario.

Un catequista que no se deja condicionar por las ideologías.

Un catequista que vive en permanente proceso de superación.

Un catequista que se interesa permanentemente por los miembros de su grupo.

Un catequista que sabe trabajar en equipo.

El coordinador es alguien que ha sido llamado por Dios y que sabe responder como el profeta: “Aquí estoy Señor porque me has llamado “

Consagrado en el Bautismo y la Confirmación, capacitado por los dones del Espíritu Santo exclama como San Pablo: “¡Ay de mi si no anuncio el Evangelio!”

Cuatro ejes sobre los que se apoya la espiritualidad de un llamado a ser Discípulo de Jesucristo:

La experiencia religiosa del encuentro personal con Jesucristo.

La vivencia comunitaria.

La sólida formación bíblico-doctrinal

El compromiso misionero personal y del grupo.

Ha sido una muy buena experiencia de encuentro para apoyar a los queridos delegados vicariales en la formación tanto espiritual como académica de los Coordinadores ESPAC, es esta una nueva dinámica de ESPAC para estar más en contacto con sus catequistas.