Categorías del Menú

Publicado por Activado Jul 1, 2015 en Blog

XXI- ASAMBLEA NACIONAL DE DELEGADOS DIOCESANOS – ESPAC

XXI- ASAMBLEA NACIONAL DE DELEGADOS DIOCESANOS – ESPAC

(La Dorada – Colombia) julio 17 a 20 de 2015

28 años han pasado desde cuando, en octubre de 1987 la Escuela Parroquial de Catequistas, aún carente de suficiente estructura metodológica, de personería jurídica y de la aceptación que ahora tiene, realizó en Bogotá su primera Asamblea de Delegados Diocesanos. Eran miembros sólo las cinco Vicarías Episcopales de Bogotá, que siempre han sido consideradas por la ESPAC entre las diócesis, y las de Facatativá y Villavicencio. Posteriormente Manizales, Montería, Magangué, Sincelejo, Cartagena y Barranquilla engrosaron el número de miembros de la familia ESPAC de Colombia. Al presente son 50 los que durante los últimos años se han venido reuniendo, junto, además, con delegados de algunos seminarios diocesanos y noviciados de diversas congregaciones.

Se trataba, inicialmente, de estructurar el Programa que había tenido un origen más de tipo académico que pastoral diez años antes, después de la aparición en 1972, del nuevo paradigma catequístico procedente de la Constitución Sacrosanctum Concilium y de su aplicación en el Ritual para la Iniciación Cristiana de Adultos (RICA). Las 18 primeras asambleas se ocuparon principalmente de asumir criterios catequísticos comunes y de estructurar el Sistema ESPAC con la dimensión catecumenal que le es propia. Las asambleas 19 y 20 se ocuparon de asumir el mandato misionero de Jesús en lo tocante al kerigma (vayan y anuncien) y a la catequesis propiamente dicha (vayan y enseñen).

La XXI – Asamblea de Delegados, proyectada para los días 17 a 20 de julio de 2015, en la Diócesis de La Dorada, se ocupará del tema “Vayan y hagan discípulos”, tema de la mayor actualidad pastoral, no sólo en Colombia y el Continente después de Aparecida, sino del mundo católico después de Evangelii Gaudium.

Hacer discípulos misioneros de Jesucristo, porque “el cristiano no nace sino se hace” ha sido tarea de la Iglesia desde su origen y es la que más urge hoy a la ESPAC. Formar catequistas formadores de discípulos de Cristo es labor que exige madura reflexión catequética y una metodología adecuada a la realidad de las diferentes Diócesis, víctimas y beneficiarias de la nueva cultura. Con la disponibilidad de siempre, los 50 Delegados actuales han dicho SI a la invitación de la Dirección General de la ESPAC. Los resultados se verán como se han visto los de las 20 asambleas anteriores que han producido ya más de 80.000 catequistas graduados en Colombia.